ELABORACIÓN: Madreado

banner

Destacamos este método de elaboración porque es único y exclusivo de estas tierras. Aporta  a nuestro vino Valjunco Rosado un carácter superior en color, longevidad, cuerpo, estructura y un carbónico natural que llamamos aguja.

La uva una vez recepcionada en bodega, se despalilla , que consiste en quitar la parte leñosa (el raspón), se estruja y mete en depósitos de acero inoxidable  donde se deja 12-16 horas macerándose en frío  junto con el mosto. A continuación se procede al sangrado, que es la separación del mosto de la pasta sólida creada.

Una vez que tenemos el mosto sin hollejos y sin pepitas en otro depósito, comienza la fermentación alcohólica, lo que provoca una atmósfera anaeróbica. Se añaden al depósito uvas provenientes de cepas viejas de Prieto picudo con la piel muy resistente y en su interior comienza a producirse una fermentación química. El azúcar se va transformando en alcohol sin la presencia de las levaduras y se van formando compuestos aromáticos y sápidos. El aumento de la presión intracelular y la temperatura al alza, terminan por hacer que las uvas exploten, y caigan al fondo del depósito, uniéndose a la fermentación alcohólica (por acción de levaduras) habitual. 

Las operaciones de estabilización han de hacerse muy suavemente a bajas temperaturas, para evitar la pérdida del carbónico producido durante la fermentación intracelular

Los cambios producidos en el interior de la uva dan como resultado final un vino con un acentuado color y brillo, aromas potentes y frutales y menos tánicos que aquellos elaborados por el procedimiento normal de estrujado, despalillado y prensado.